Guía para padres de tenistas


El tenista puede potenciar muchos aspectos de su personalidad en un chico, ya que puede enseñar en esforzarse en post de un objetivo, a tolerar la frustración, a controlar el estrés, a competir bajo presión, etc., siempre y cuando pueda hacer este aprendizaje, respetando las etapas de maduración física y psicológica. De lo contrario, puede generar en el chico presiones perjudiciales para su autoestima y para su rendimiento. La exigencia que supone este juego puede estar fuera de control para muchos chicos y también para muchos padres, que exigen, desde su lenguaje corporal (y a veces verbal) resultados concretos, o se manejan con un sistema poco claro de premios y castigos.

Lo esperable es que acompañe una actividad con el hijo, que disfrute con el magnifico proceso de ver a su hijo jugando tenis con tranquilidad y alegría.

Resultado de imagen para padres de tenistas

Lleyton Hewitt ex n° 1

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp

Podemos identificar 2 estilos de padres

Intrusivos:
-Proyectan sus frustraciones a sus hijos
-Se ilusionan desproporcionalmente
– No controlan su ansiedad
– Sus comentarios son fuera de lugar
– Su lenguaje corporal es inadecuado
– Presionan

Padres desconocidos:
Jamás se presentan
– No están interesados en conocer quienes tienen a su cargo la tarea de enseñarle a jugar al tenis a su hijo/a.
– No acompañan a su hijo, nunca lo vieron (estimulación nula).
El tenis va a enseñar a los jóvenes y a sus padres como si quieren hacer de este deporte un hábito para toda la vida deben:


Trabajar diariamente. 

Los jóvenes deben entender que el trabajo es la pieza clave para seguir progresando. Sus padres que deben tener la paciencia para ver que el tenis es un deporte para la vida.
· Afrontar los fallos como parte del juego y aceptarlos, aceptar la derrota como parte del juego.
· Afrontar el estrés y la adversidad, ver como siempre de un mal partido vendrá otro Torneo donde demostrar al nivel que se está.
· Planear y poner en práctica estrategias mentales para ser cada vez un mejor jugador. Aceptar la responsabilidad con el entrenamiento diario y encarar con humildad cada una de las competiciones, respetando siempre a nuestros
compañeros en las diferentes competiciones.
· Jugar bien bajo presión, transformando la tensión en concentración, siempre
deberé poner mis habilidades a prueba en estados de nerviosismo.


Concepto de juego y pensamiento estratégico:

Observamos que en muchos jugadores en formación, se le echa la culpa de inmediato al factor mental, sin ver el proceso en su totalidad.
Es importante que el chico adolescente empiece a darle sentido a esa identidad que busca, afuera, adentro de la cancha, definiendo su patrón de juego, aprendiendo a resolver imprevistos, distintas jugadas ante diversos tipos de jugadores, que identifique sus mejoras.
Todo esto es estimular en el chico un concepto que luego puede ser decisivo en el tenis y en su vida laboral, que es el pensamiento estratégico. Este concepto esta relacionado con el de reflexión operativa (acerca de la acción inmediata y su resultado). Es importante chequear si estoy intentando desarrollar el plan de juego hablado con mi coach.
Percibo en muchos chicos la falta de convencimiento de lo que hacen dentro de la cancha (y no es un problema de autoestima), sino que simplemente no saben que hacer ante diversas situaciones de juego.


Los Siete Principales Problemas Parentales más serios:

1. El ganar frente a todo
2. Criticar al hijo.
3. Falta de control emocional.
4. El ego del padre está determinado por el rendimiento del hijo.
5. Expectativas poco realistas.
6. Presionar al niño en los entrenamientos sentándose al lado de la pista y haciendo
comentarios sobre su juego
7. Reaccionar ante los fallos gritando al chico.

Los Seis Principales Comportamientos Parentales Positivos de Mayor
Impacto:

1. Apoyo incondicionales.
2. Proporcionar los medios materiales
3. Responsabilizar al hijo por su comportamiento en la pista.
4. Resaltar la actitud positiva.
5. Significado de los valores
6. Imponer la disciplina adecuada por falta de deportividad.


Los Cinco Comportamientos Parentales Más Importantes:

1. Apoyar de manera incondicional al niño.
2. Dar ejemplo de deportividad.
3. Reconocer la importancia de las metas a largo plazo.
4. Respetar a otros padres, entrenadores y jugadores.
5. Relacionarse con el entrenador.

RENDIMIENTO VS. ÉXITO

Es natural que todos los seres humanos veamos coronados con éxitos nuestros
esfuerzos, pero ¿que ocurre cuando esto no sucede?
Al hablar de rendimiento no podemos dejar de incluir los diversos tipos de presiones a los que se encuentra el deportista, en este caso el tenista. La presión física y psicológica propia del deporte, la de la personalidad del jugador y de su entrenador y hasta la del imaginario social del país, etc. Estas presiones deben ser trabajadas en forma articuladas para no ¨lesionar¨ el rendimiento tanto en forma profesional como personal.

Un tenista que acepte nuevas reglas de juego dentro de su psiquismo en forma plástica y sin temor a la perdida de identidad, compondrá un nuevo panorama para poder modificar errores tanto en lo físico como en lo intelectual.
No siempre una perdida debe ser acompañada por depresión. Existe la posibilidad de engendrar actitudes correctivas acompañadas de resultados positivos. Es la llamada ¨resiliencia¨, que consiste en la posibilidad que, ante una situación negativa que nos ha afectado, elaboremos respuestas novedosas.

En la resiliencia son factores fundamentales: el análisis de la situación, la percepción y comprensión de la misma, la habilidad para resolver el problema, nuevos modelos de pensamientos, de autoestima, de humor y de nuevas conductas. De este modo, la perdida de un partido no se deja librada al azar, sino que podrá ser incluida dentro del potencial lúdico del tenista. El feedback necesario en todo deporte se convierte en el tenis en un factor importante para el rendimiento, propiciado por el entrenador o algún
miembro del equipo.

En todo exceso de retroalimentación puede co-existir un fenómeno psicológico que reduce el rendimiento, es la inhibición. Cuando el tenista y el coach lo reconocen, puede ser corregida. En muchas ocasiones este proceso pasa a formar parte del burnout reduciendo las posibilidades del éxito. Muchos tenistas han concurrido a la psicología especializada para mantener, mejorar y establecer sus logros, y para conocer sus ¨puntos débiles.

El rendimiento también esta vinculado a las metas que el tenista se proponga. El establecimiento de las mismas deben estar en concordancia con las posibilidades tanto físicas como psíquicas, las que estarán vinculadas a proyectos personales más profundos. Las metas propuestas por el coach deberán ser reales y vinculadas a las del tenista para el logro de las mismas en forma paulatina y consistente.
Por la sustancia del tenista, el deseo de progreso es un motor constante durante toda la vida (así debe ser) y como el tenis no reconoce edades, es un testigo elocuente de que se puede tenis hasta las edades más avanzadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *