Secretos para convertirte en un jugador de tenis profesional


La frase de que todo el mundo puede jugar tenis ha acompañado a este deporte desde hace más de 100 años, pero lo cierto es que no todos pueden hacerlo y sólo unos privilegiados tienen la capacidad de convertirse en súper atletas para llegar a la cima.

El profesional moderno tiene que ser fuerte, rápido y ágil, pero a la vez debe tener control mental y mucha disciplina en su dieta y comportamiento fuera de la cancha.

“Cuando juegas tenis por estos días necesitas de todo”, reconoció el francés Jo-Wilfried Tsonga. “Necesitas velocidad, resistencia y potencia”.

Resultado de imagen para tsonga

El francés Jo-Wilfried Tsonga considera que las exigencias del tenis ha cambiado con el paso de los años

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp

“Es todo potencia”, dijo la polaca Agnieszka Radwanska en referencia a las velocidades en el servicio que están alcanzando las mujeres, unos 210 kilómetros por hora.


¿Cómo se puede llegar a ser ese jugador ideal de tenis?

Las demandas

El tenis cambió de ser un juego de saque y volea a uno en el que las batallas se luchan desde la línea de fondo, lo que ha influido en la propia evolución de la anatomía del tenista.

“Los jugadores tienen que moverse a velocidades de 20 a 30 metros por segundo sobre la cancha, pero a la vez puede que estén allí durante cinco horas, que son niveles similares a un maratón”, explicó Matt Little, quien fue el entrenador físico del británico Andy Murray en 2013.

“Un intercambio de golpes puede durar hasta 60 metros en términos de la distancia de una carrera de velocidad, con numerosos cambios de dirección”.

“Hay unas fuerzas que llegan a ser de tres a cuatro veces el peso del cuerpo sobre una sola pierna”, resaltó Little.

Para soportar estas exigencias los atletas están obligados a entrenarse durante 35 horas por semana, combinando trabajos en la cancha con sesiones en el gimnasio.

Algunos incorporan yoga para combinar el cuerpo con la mente, mientras otros optan por complementar el condicionamiento con otros ejercicios como el baile.


El juego mental

“La fuerza mental es lo que diferencia a los jugadores en la cima”, comentó a la BBC Judy Murray, la madre y exentrenadora del campeón de Wimbledon en 2013, Andy Murray.

Resultado de imagen para andy murray

La fuerza mental diferencia a los mejores jugadores del mundo de los buenos.

“Hay muy buenos jugadores en el circuito, pero sólo los más fuertes sobreviven”.

El tenis es un deporte individual en el que dos mentes y dos cuerpos están en constante duelo ante la mirada atenta de millones de personas durante los torneos más importantes del año.

Para el ex número uno del mundo y dos veces ganador de Grand Slams, el australiano Leyton Hewitt, un tenista tiene que ser alguien capaz de concentrarse y lidiar con la adversidad y los vaivenes de un partido”.

“Suelen haber uno o dos puntos que pueden inclinar el desarrollo de un partido, por lo que tienes que ser capaz de manejar lo positivo y negativo de lo que pasa sobre la cancha”.

Muchos jugadores incorporan rutinas que los ayudan a mantener esa concentración, como Novak Djokovic, al rebotar constantemente la pelota, María Sharapova con sus gritos o Rafael Nadal ajustándose constantemente sus shorts.

En el tenis moderno, como en otros deportes, también es importante la figura del psicólogo deportivo, que ayudó a un joven Roger Federer a superar sus rabietas cuando tenía 17 años.

Resultado de imagen para novak djokovic

El serbio Novak Djokovic tuvo que evolucionar su juego para alcanzar y superar el nivel de Nadal y Federer.

Sin embargo, para el entrenador argentino Carlos Rodríguez, quien dirigió a la belga Justine Henin y a la china Li Na, hay cosas que no se pueden enseñar, como el ser un competidor.

“Lo eres o no lo eres”, dijo. “No puedes ayudar a los jugadores a alcanzar esa dimensión extra a la que Li Na llegó, a la que Justine llegó, en la que Serena Williams está ahora”.

“No es un comportamiento, es un estado de la mente, algo que tal vez nació hace mucho tiempo en su infancia”, señaló.

Toni Nadal, tío y entrenador de Rafael Nadal, resaltó que lo que más le impresiono de 14 veces ganador de torneo Grand Slams fue habilidad para aprender, esa búsqueda constante de ser el mejor.


“Pensaba que Bjong Borg y John McEnroe eran especiales”, recordó en conversación con la BBC, “y veía a mi sobrino con buen talento, pero como un chico normal, no como McEnroe o Borg”.

Resultado de imagen para bjorn borg

El sueco Bjong Borg se retiró a los 26 años cuando dominada el tenis masculino ante la falta de motivación.

“Lo más importante en la vida, en todos los sentido y no sólo en el tenis, es esa habilidad para aprender y creo que eso es lo que tiene Rafael”.

Rodríguez considera que “muchos jugadores no descubren la verdadera razón por la que juegan, el porqué del sacrificio, los viajes alrededor del mundo, la constante búsqueda de un título de Grand Slam hasta muy avanzadas sus carreras”.

“El tenis los ayuda a descubrir el máximo de su potencial como seres humanos. Tu eres bueno porque tienes algo dentro de ti”.



Lo que comes

“La calidad en la comida es lo más importante para los jugadores. Una prioridad. Un Fórmula 1 no puede funcionar con gasóleo”, expresó el exjugador y ahora entrenador Ivan Ljubicic, criticando la comida que servían en un torneo.

Como la mayoría de los deportistas de élite, los tenistas están obligados a seguir una dieta estrictamente controlada para poder llevar a cabo su exigente régimen de ejercicios físicos.

“Los jugadores se alimentan mucho más saludable que antes”, resaltó Little.

“Fruta, vegetales, arroz y carne magra son alimentos fundamentales en una dieta y cada jugador del circuito la asume con mucha seriedad”.


La tecnología

La evolución de las pelotas, pero sobre todo de las raquetas, es lo que ha impulsado el juego físico del tenis moderno.

El paso de las pequeñas y pesadas raquetas de madera a las de materiales compuestos, de grandes superficies y livianas, impulsó el aumento de efectos a la pelota, la potencia y la variedad de golpes.

Ahora es más fácil tener un margen de error y jugar a la defensiva”, resaltó Ralf Schwenger, director de investigación y desarrollo del fabricante de raquetas Head.

Pese a que hay quienes creen que las nuevas raquetas son también responsables de la aparición de nuevas lesiones, como los problemas que sufrieron en 2014 el argentino Juan Martín del Potro y Djokovic en sus muñecas, existe mucha consciencia entre los jugadores en cuanto a llevar una carrera deportiva con mucha disciplina, cuidando al máximo sus cuerpos.

“También está el acceso a instalaciones dedicadas a las ciencia del deporte para prolongar sus carreras”, explicó Robert Hill, fisioterapeuta que trabaja con el Centro Nacional de tenis en Reino Unido.

“En el circuito profesional el promedio de edad de los jugadores está aumentando. Entre los 100 mejores en masculino es de 27 a 28 años, mientras que en femenino el promedio de edad está entre 24-25”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *