¿Del Potro baja del Australian Open?


Juan Martín DelPotro no da señales de regreso y si bien la organización ni el jugador anunciaron su baja, todo parece indicar que se perderá el Australian Open. El tandilense se recupera de una lesión en la rodilla derecha

Resultado de imagen para del potro

Juan Martin DelPotro

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp

En octubre de 2018, con una tonta caída en el cemento de Shanghai comenzaron los problemas para Juan Martín Del Potro (122º ATP). El resbalón derivó en una fractura en la rótula derecha, que lo obligó a parar hasta febrero de 2019, donde reapareció en su torneo fetiche, Delray Beach. Parecía que los fantasmas se irían, pero… volvieron. Después de otros cuatro torneos, el tandilense dijo basta y pasó al quirófano para operarse. 

Desde la intervención quirúrgica a mediados del 2019 que se estipulan regresos para quien supo ser Nº 3 del planeta. Que lo haría en el US Open, que sería en la exhibición que jugó Roger Federer en Argentina, que se daría en el Australian Open o directamente en Estados Unidos. La única certeza es que el tandilense sigue con dolores y se rehabilita en Miami. Actualmente se encuentra en Argentina. Asistió al casamiento de Leonardo Mayer (92° ATP) y aquí pasará Año Nuevo.

Si bien no es un gran usuario de las redes sociales, su último posteo tenístico en Twitter e Instagram fue el 6 de diciembre, exigiendo la rodilla golpeada. Las pocas muestras de su evolución generan dudas y según pudo averiguar Mundo Tennis, la Torre no viajará a Oceanía a disputar el primer Grand Slam de la temporada. Juan Martín apenas disputó dos veces ese torneo en las últimas seis temporadas y nunca avanzó más allá de la tercera ronda.


Duele

Pese a que deja pasar una buena oportunidad para crecer en el ranking, los cañones están puestos en Delray Beach, que comienza en febrero y donde volvió de lesiones en 2011 (fue campeón), 2016, 2017 y 2019. El torneo lo anunció como su máxima figura.

“Tengo muchas ganas de volver a jugar al tenis y quiero hacerlo por mucho tiempo”, señaló cuando Roger visitó Buenos Aires. Por ahora, la realidad es otra. Y duele.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *