Deberes y obligaciones de los jugadores que alojan en casa de familias.


Lo primero, y sin lugar a dudas lo más importante, es destacar la buena voluntad, cariño y esfuerzo que hacen estas familias que reciben niños de otros países, con culturas y costumbres que muchas veces no coinciden con las propias. Este debe ser un aspecto que todos deben tener muy claro, en especial los niños / jóvenes que llegan de visita, como también sus padres que se quedan en casa.
Además de lo anterior, los que entregan hospitalidad, asumen una responsabilidad que muchas veces no es entendida y, algunas otras, mal entendida. Dar hospitalidad no es una obligación, por el contrario se asume voluntariamente, demostrando un enorme cariño hacia la juventud y también hacia el deporte.

Dicho lo anterior, nos permitimos entonces, hacer algunas recomendaciones -sugerencias para aquellos niños que llegan de visita, para los padres que se quedan en casa, los Capitanes de Equipos que viajan con las delegaciones y, con el mayor de los respetos, para los Dirigentes que envían a sus jugadores, con la enorme esperanza de una buena representación en lo humano y deportivo.
  1.  Los padres deben asegurarse de que sus hijos lleven pequeños regalos (presentes), que sin molestar en su equipaje y significar un gasto excesivo, sirvan como testimonio de agradecimiento. Especialmente para la dueña de casa. Algo pequeño y típico de los países es recomendable.
  1.  Una llamada de los padres a la familia que aloja a su hijo será muy bien vista. Especialmente la primer que vez que llame a su hijo. Si la comunicación es vía Skype o un medio similar, procurar que le pasen lo fonos a la dueña de casa para dar los agradecimientos del caso.
  1.  Los niños que visitan deben respetar normas de sana convivencia como por ejemplo:
  •  Agradecer siempre que se les entrega algo. Ejemplo, al finalizar las comidas.
  •  Tratar de aprender y llamar a los integrantes del grupo familiar por su nombre.
  •  Mantener la higiene a toda prueba, tanto la personal (darse una ducha en el Club y llegar aseados a la casa tras la jornada diaria, será bien visto), como la del medio en que están, especialmente los dormitorios.
  • Poner la habitación en orden antes de salir al Club por las mañanas. Especialmente estirar la ropa de cama.
  • Guardar la ropa sucia en un adecuado envase.
  • Si reciben algunas de las comidas en casa, mantener normas básicas de urbanidad, levantar y lavar los platos sucios si no hay personal de servicio.
  • Si el alimento no es del agrado, pedir las disculpas pertinentes.
  •  Respetar los horarios de la casa, especialmente aquellos de descanso.
  • Avisar horarios de práctica y/o competencia.
  •  Estar dispuestos a integrarse a las actividades sociales de la familia siempre y cuando no interfieran con el descanso, entrenamientos o competencia.
  • Tener las flexibilidades del caso, a la hora de retirar a los jugadores del club. Las familias no siempre tienen los tiempos que necesitan los jugadores o capitán.
  • 4.- Entregar a los dueños de casa los números telefónicos de sus padres, por si hay alguna emergencia.
  1. 5.- En lo posible presentar a los Capitanes / Encargados, a los padres de familia que dan la hospitalidad.
  1. 6.- Solicitar el número telefónico de la casa para entregárselo al Capitán / Encargado del Equipo por si fuese necesario.
  1. 7.- Despedirse cordial y personalmente el último día. Hacerlo todos los días.
  1. 8.- Pedir la dirección de correo electrónico para que los padres envíen una nota de agradecimiento.
  1. 9.- Ofrecer, en la medida de lo posible, reciprocidad en sus países. Si por razones de espacio esto no fuese posible en sus propias casas (pequeñas, con poca disponibilidad de dormitorios), los padres de aquel niño que visita, tendrán la “obligación moral” de ayudar en caso de que la familia que recibe lo necesite. Esto no es un deber u obligación de la Federación / Asociación Nacional.
  1. 10.- Los jugadores no deben abusar de la buena voluntad de la familia que los acoge. Tratar siempre de ayudar en el quehacer en la medida de lo posible. Son ellos, los que nos están ayudando.
  1. 11.- El jugador debe avisar al capitán a cargo si se presenta algún problema en la casa de familia inmediatamente, para que él tome contacto con la familia y ver la forma de solucionar el inconveniente.
  1. 12.- Los capitanes / delegados podrían contribuir recordando estos puntos a los niños y entrevistándose con los padres que alojan, consultando acerca del comportamiento de los niños, esto demostrara a las familias el interés del entrenador por sus jugadores y su conducta.

 “NO DEBEMOS OLVIDAR QUE CUANDO UNO VIAJA ES REPRESENTANTE DE LA CULTURA DE SU PAÍS. “

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *