Como planificar un calendario de torneos de tenis.


Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp

En esta guía  se incluye una tabla de planificación de torneos realizada para ayudar a Entrenadores y padres a organizar su calendario anual de competiciones.

A la hora de planificar el calendario hay que tener en cuenta una serie de factores importantes los cuales han de tomar en consideración al analizar la tabla de planificación de torneos:

  • La edad del jugador: Existen reglas que limitan el número de semanas de torneos profesionales en las que puede participar un jugador menor de 16 años. Los jugadores menores de 12 años no pueden participar en más de 4 semanas de torneos fuera de su país ni en torneos juniors de la ITF para menores de 18 años.

  • El tipo de torneo en que se ha de participar: Los jugadores juniors mayores de 12 años que aspiren a llegar en el futuro al nivel profesional, necesitan participar en varios tipos de torneos: nacionales, jun­iors y algunos profesionales, todos ellos en distintas superficies. Esta experiencia les ayudará a mejorar en todos los aspectos.

  • El número de semanas de torneos al año: Esto depende de la clasificación que desee alcanzar el jugador  y de sus obligaciones académicas. Es necesario programar el calendario de forma que los jugadores consigan una experiencia competitiva suficiente al tiempo que continúan con sus estudios. Durante las 20 semanas de vacaciones al año, un tenista de entre 13 y 17 años puede jugar suficientes torneos sin faltar al colegio. Hay que recordar que para la clasificación mundial junior de la ITF sólo cuentan los 6 mejores resultados. Los padres, jugadores y entrenadores han de intentar tener una buena relación con el colegio y con los profesores del jugador y asegurarse de que cuando el tenista ha de viajar durante el período lectivo use su tiempo libre mientras esté en el torneo (y se dispone de mucho) para realizar sus tareas escolares.

  • Descanso y regeneración: No es recomendable jugar más de 5 semanas seguidas en el extranjero. De todas formas, las exigencias del coste del viaje hacen, en ocasiones, imposible el volver a casa y pueden suponer el jugar más de 5 torneos seguidos. El descanso adecuado ayudará a evitar las lesiones y el «quemarse».

  • El número y la calidad de partidos al año: Aunque ha habido unas cuantas excepciones, se sabe que, es importante jugar muchos partidos entre los 12 y 18 años de edad con el fin de obtener suficiente experiencia para ser capaz de alcanzar el nivel máximo de rendimiento. Nos referimos a partidos de «calidad», es decir, aquellos en los que el resultado ha de ser incierto al principio. Un buen criterio para evaluar si la programación de torneos es la adecuada para el jugador es la relación de partidos ganados y perdidos de ese jugador. Idealmente, la ratio victorias/derrotas de un jugador ha de ser de 2 victorias por cada derrota. Esto significa que aunque se pueden programar los torneos con anticipación, es posible que sea necesario adaptar la programación con el fin de hacer que el jugador tome parte en torneos de mayor o menor nivel para mejorar su ratio, es decir, jugar torneos más o menos fuertes.

  • Consideración de la competición: Es importante que los padres y los entrenadores se den cuenta de que la competición no es algo malo. La competición es, de hecho, algo muy bueno. El principal problema es generalmente la reacción de padres y entrenadores a los malos resultados. Los jugadores nunca deben evitar jugar partidos o «huir» de sus contrarios. Si se juegan pocos partidos, con el tiempo, los jugadores tendrían que hacer frente a una presión mayor. Si se juegan muchos partidos en distintas superficies, los partidos se vuelven rutinarios y por tanto la presión se reduce. Si un jugador quiere alcanzar un alto nivel ha de disfrutar con el reto que supone competir, y darse cuenta de que algunos días se pierde y otros se gana. Lo importante es que los jugadores se esfuercen al .100% en todos sus partidos. Independiente­mente de la situación, ¡Esto si que es fuerza mental de verdad!

  • La meta de clasificación del jugador: Los jugadores juniors puede participar en muchos tipos distintos de torneos (obviamente respetando la .regla de participación según la edad). La decisión sobre en qué tipo de torneos ha de jugar dependerá de la meta del jugador. Y su meta dependerá de su clasificación en ese momento. ¿Qué 17 quiere conseguir?. La evolución de un jugador de alto nivel tiene que iniciarse intentando ser el nº 1 ó 2 a nivel nacional. Luego ha de seguir un camino en su carrera intentando alcanzar distintas metas tales como las clasificaciones regionales, la junior de la ITF, etc. El jugador puede seguir participando en otros torneos para conseguir experiencia, pero ha de centrarse en una meta de clasificación hasta que la alcance, Los jugadores juniors no deben evitar los torneos de sus categorías (ej. torneos junior nacionales) pues este tipo de situaciones en las que «no tienen nada que ganar» pueden ayudarles a mejorar su confianza y personalidad. Es fácil jugar bien cuando no se espera gana_ Es más difícil jugar bien cuando se tiene que ganar.

  • El coste de participar en los torneos / elaborar un calendario: Es conveniente elaborar el calendario de torneos con tres meses de antelación. Para ello se recomienda el siguiente proceso. En primer lugar, decida un calendario ideal, es decir, lo que haría si tuviera suficiente dinero. Seguidamente, intente calcular cuanto dinero puede conseguir de su Federación, su Club, su propia familia y de patrocinadores. Luego, según los ingresos de que disponga, el jugador ha de intentar cumplir al máximo su calendario ideal. A la hora de diseñar el calendario, hay que recordar que los torneos junior de la ITF general­mente ofrecen alojamiento y manutención para el jugador y el entrenador y, por tanto, resultarán mucho más baratos que los torneos profesionales en los que no se ofrece alojamiento. También es interesante observar los lugares en los que se celebran torneos junior de la ITF más a menudo ya que, aunque la tarifa de avión puede ser un poco más cara, los costes reales que supone jugar en ciertas regiones podrían ser mucho menores.

  •  Dobles: Anime a su hijo a jugar dobles pues no sólo es muy bueno para fomentar el juego en equipo y ayudar en su desarrollo personal, sino porque al jugar dobles los jugadores mejoran su juego de ataque. Una vez que los jugadores tienen 13/14 años y dominan los fundamentos técnicos, el entrenamiento técnico pasa a ser menos importante y lo que adquiere más importancia es la organización y la planificación del calendario de entrenamiento y competición del jugador. Una parte muy importante del trabajo de los padres y del entrenador es ayudarle al jugador en este proceso. La información siguiente proporciona una guía sobre los torneos en que los jugadores han de participar en las distintas edades. Como las mujeres maduran físicamente antes que los hombres (2 años aprox.) generalmente pueden empezar a jugar torneos profesionales antes que los hombres. Nota: La siguiente tabla hace referencia principalmente a aquellos jugadores que intentan conseguir un alto rendimiento a nivel nacional o internacional. Sin embargo, el objetivo de todo jugador o padre ha de ser participar antes que conseguir buenos resultados. De esta forma se evitará la situación en que los jugadores tienen que abandonar el deporte debido a que se «queman» o por que han conseguido resultados inferiores a los esperados en un determinado nivel de juego.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *