Australian Open: El humo invade la ciudad de Melbourne


A solo 8 días que comiencen las fases previas del primer Grand Slam de la temporada la ciudad de Melbourne se cubre de humo.

Imagen relacionada

El cielo de Sidney invadida por el humo

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp

Preocupacion en el mundo del tenis por el humo que esta invadiendo la ciudad de Melbourne y que podría llegar a afectar el desarrollo normal del primer Grand Slam de la temporada 2020.

Han saltado las alarmas para los organizadores del primer “major” ya que en la capital de Victoria permanece una nube toxica producida por la cercanía de los incendios y podría llegar afectar a los jugadores de tenis.

 


Los organizadores han comentado

” Para nosotros lo primordial es la salud de los jugadores y los aficionados”.

Las ultimas imágenes de Melbourne esta mañana muestran la ciudad totalmente cubierta por el humo que no deja ver el sol. Hasta este momento han perdido la vida 24 personas por los incendios.

Resultado de imagen para melbourne con humo

Melbourne

Unos estudios revelan que la puntuación en la calidad de aire es muy mala. Para que se considere una “buena” calidad de aire la cantidad de partículas finas debe ser menor a 20 microgramos por metro cubico de aire. Actualmente en la ciudad de Melbourne esta en 138.8 y solo faltan 8 días para el comienzo de la fase previa al torneo. 

Desde Melbourne han comentado que la programación de los partidos es provisional y podrían haber cambios.

Datos de la calidad del aire en Melbourne

El jugador estadounidense Denis Kudla declaro en el New York Time que se podría jugar el Abierto de Australia, lo que no sabemos son las consecuencias que podrían causar en nuestro organizamo. No creo que sea saludable.


El pasado viernes en la ciudad de Melbourne los niveles de contaminación estaban a topes.

Esperemos que las condiciones del aire mejoren en los proximos dias y se pueda desarrollar con normalidad el primer Grand Salm sin que los jugadores ni los aficionados salgan afectados. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *