Ataques cardíacos en tenistas Amateur


La Prevención es el gran desafío de la Deportología y la Medicina en general.

En este blog presentamos dos temas en los cuales la Prevención tiene, o debería tener, un lugar destacado. 

En primer término, comentamos un estudio reciente sobre los ataques cardiacos en jugadores de club. Remarcamos que la mayoría de estos ocurre en tenistas varones con antecedentes de enfermedad cardiaca. A diferencia de lo que ocurre en la población general, el paro cardiaco en tenistas se da siempre en presencia de espectadores, que, si inician rápidamente la resucitación, pueden salvarle la vida. La consulta cardiológica entonces, es fundamental para la prevención. Asimismo, la disponibilidad de un aparato desfibrilador, puede cambiar el pronóstico del ataque cardíaco. Por otro lado, presentamos la reglamentación del COI que limita el uso de jeringas y agujas en espacios no-médicos de los próximos Juegos Olímpicos. Esperamos que tenga aceptación y una correcta aplicación práctica, sin interferir en los tratamientos médicos aceptados.

Resultado de imagen para ataques cardiacos

Ataque cardíaco


Ataques Cardíacos en Tenistas Amateurs

La mayoría de los casos de paro cardiaco en tenistas ocurre en varones con antecedentes de enfermedad cardiaca. El paro cardiaco en tenistas se da siempre en presencia de espectadores, que, si inician rápidamente la resucitación, pueden salvarle la vida. La consulta cardiológica es fundamental para la prevención.
La muerte súbita por un paro cardíaco es un evento inesperado que ocurre predominantemente fuera del hospital, y que tiene un bajo índice de supervivencia. El paro cardíaco relacionado con el ejercicio es un evento poco frecuente pero trágico que conlleva a una elevada carga emocional ya que los deportistas son usualmente considerados los individuos más sanos de la sociedad.
Generalmente existe un trastorno cardiaco subyacente como causa de la muerte súbita no-traumática. En los deportistas menores de 35 años las anormalidades cardiacas congénitas son la mayor causa de muerte, especialmente la miocardiopatía hipertrófica o las anormalidades de las arterias coronarias. Por el contrario, en los deportistas mayores de 35 años la causa de muerte durante el ejercicio se debe a la ateroesclerosis coronaria. Existen varios factores de riesgo asociados con problemas cardiacos durante el ejercicio como antecedentes de enfermedad cardiovascular, el tabaquismo y la fatiga o síntomas gripales en el mes previo.

Resultado de imagen para ataques cardiacos en el tenis

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp

Un grupo de investigadores de la Universidad de Viena estudió todos los casos de paro cardíaco durante el juego de tenis con el objetivo de establecer el impacto de la resucitación cardiopulmonar temprana en el índice de supervivencia. La mayoría de los 27 casos registrados correspondieron a varones (96%) con una edad promedio de 58 años. El 52% de los casos registraban antecedentes cardiovasculares y en todos los casos existió un testigo y/o acompañante del suceso. En el 63% de los casos un espectador inició la resucitación en el primer minuto. La mayoría de los pacientes presentó fibrilación ventricular y en 3 casos el desfibrilador fue utilizado por un espectador. En el 89% de los casos, el tenista recobró la circulación espontánea antes de ingresar al hospital. El índice de sobrevida a los 6 meses fue del 82% y el 74% tuvo un resultado neurológico favorable.

De este interesante trabajo podemos resaltar que la mayoría de los casos de paro cardiaco durante la práctica de tenis ocurre en varones con antecedentes de enfermedad cardiaca. Asimismo, en un 50% de los casos se trata de tenistas aparentemente sanos que “debutan” con un paro cardiaco. Es oportuno destacar que las personas que realizan ejercicio de manera poco frecuente, tiene un riesgo elevado temporario de sufrir problemas cardiacos. A pesar del infortunio, el paro cardiaco en tenistas se da siempre en presencia de espectadores, que, si inician rápidamente la resucitación, pueden salvarle la vida.

La prevención del paro cardíaco durante el ejercicio no es sencilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *